Tanto si tienes puente como si no, has encontrado la química buscada en Shakn y ahora necesitas un buen plan para que no se pierda en el camino. ¿Qué opciones hay?

Antes de nada, lo primero que debes hacer es recurrir al práctico “pensar fuera de la caja”. ¿Qué quiere decir esto? Que no siempre lo más común tiene por qué ser la opción acertada. Intenta buscar un plan diferente y piensa que la gama de opciones es mucho más amplia de lo que podrías llegar a esperar.

Y, por si acaso ni por esas puedes, aquí te dejamos cinco opciones para inspirarte a la hora de sorprender a otra persona con un plan diferente. ¡Elige el tuyo!

  1. Esconderse en la montaña: Nunca sabrás todo lo que puede dar de sí un puerto de montaña hasta que subas a uno. Las carreteras entre pinos, la naturaleza más salvaje y las impresionantes vistas a medida que vas ascendiendo, harán las delicias de tu acompañante que no sabrá cómo se te ha podido ocurrir algo así.
  2. Los parques de bolas también son para mayores: sí, sí, has leído bien: parque de bolas. Internet puede ser un pozo sin fondo de buenas ideas si uno sabe buscarlas, y encontrar un parque de bolas para adultos es una de esas maravillas que hemos descubierto recientemente. Todos somos muy adultos, muy responsables, muy maduros y muy guays en general… hasta que nos ponen una colchoneta hinchable delante.
  3. De bar en bar: ¿Por qué sentaros en un bar/café toda la tarde? Escoge un barrio con vida de tu ciudad, averigua cuales son los bares más originales y monta una ruta a lo largo de todos ellos. Pasad media hora como máximo en cada uno y luego a moverse… ¡Tu acompañante alucinará contigo!
  4. El anonimato del extrarradio: tras largas conversaciones en Shakn y alguna que otra quedada, a lo mejor no te apetece encontrarte a un primo, un viejo amigo de la infancia o tu compañero de trabajo en pleno encuentro con la otra persona. ¿Por qué no iros juntos a una ciudad cercana? Es la oportunidad de explorar sitios nuevos y tener la total libertad de conoceros sin el peligro de encontrar gente que os pueda cortar el rollo. Piénsalo, no es tan mala idea.
  5. La magia del deporte: desde patinar o montar en bici hasta iros a una pista de tenis. Un plan alternativo, natural y que os asegurará grandes momentos de risas a los dos. Tanto si sois unos locos del deporte como si no, practicar alguno juntos puede ser la excusa perfecta para romper el hielo y perder el miedo a hacer el ridículo frente al otro.

¿Y tú? ¿Por qué plan te vas a decantar este fin de semana?