Domingos de manta y peli, jueves cine y cena… ¿quién no lo ha planteado alguna vez como la mejor idea del mundo? Sin duda, ver una película a dos es un plan con muchas probabilidades de éxito, pero… ¿es infalible? Todo depende de algo tan evidente, que a veces cometemos el error de pasar por alto: cualquier película no vale. De hecho, hay una lista negra de películas que, si las ves en compañía, lo más seguro es que cada uno salga por una puerta del cine diferente.

¿Y qué películas son esas? Aquí te las desvelamos:

1. Blue Valentine: El Diario de Noah le convirtió en el rey de las películas románticas, por lo que ver a Ryan Goshling de nuevo en cartel con una rubia en actitud amorosa, fue motivo suficiente para muchas parejas para acudir a verla en masa… ¡Error! Todo parece orquestado para asegurarte las dos horas más tiernas de tu vida, pero saldrás de la película deseando no tener pareja nunca.

2. Revolutionary Road: Se podrían contar por millones las personas que esperan ver una película de amor en la que Leo Di Caprio y Kate Winslet acaben felices por siempre. Pero, de momento, parece que tendremos que esperar un poco más. Esta es una película maravillosa para cualquier cinéfilo que adore a este mágico dúo de actorazos, pero mejor verla con amigos o en soledad. Cualquier posible conquista, dejará de serlo al finalizar la película.

3. 500 días Juntos: Lo bonito de enamorarse locamente, y lo dramático de descubrir que nada es para siempre. La típica película que justo cuando va a conseguir que vuestras manos se entrelacen, hará que os pongáis a una distancia de 3 metros el uno del otro. Eso sí, ideal para ver tras una ruptura reciente y alimentar el canibalismo emocional.

4. Stockholm: Si tienes una relación estable, afianzada y fuerte, esta película no hará daño. Pero uy como acabéis de empezar a conoceros, menos de una hora de filme y ya se habrán sembrado las dudas entre vosotros dos. Primera y última cita.

5. La guerra de los Roses: Al contrario de lo que sucede con la película número 4, si os acabáis de conocer el peligro será mínimo, pero si camináis juntos hacia un futuro próspero y estable… puede que se os quiten todas las ganas. Mejor no ver la película y seguir siendo fieles creyentes del amor eterno.

Así que ya sabes, cuando propongas en Shakn un plan cinéfilo, ¡piénsatelo dos veces a la hora de elegir la película!