Qué le digo, sobre qué le hablo… son las preguntas clásicas a las que nos enfrentamos cuando queremos iniciar una conversación con alguien que nos gusta y no sabemos por dónde empezar.  Sin embargo, Shakn ha creado los Momentos para que puedas romper el hielo de manera exitosa con esa persona que podría llegar a ser especial.  ¡Toma nota!

  1. Echa un ojo a sus Momentos

Los Momentos nos definen mucho más que unos cuantos datos básicos. Sus gustos, su música favorita… incluso hasta su voz o un vídeo suyo son aspectos que puedes llegar a conocer de antemano sobre esa persona que ha llamado tu atención, ¡saca ventaja de ello! ¿Cómo? No tienes más que cotillear sus Momentos y podrás elegir la excusa perfecta para romper el hielo.

  1. Háblale de sus gustos

Esa foto de su mascota, su escapada del fin de semana con sus amig@s, esa canción que a ti también te encanta, un concierto… A todos nos gusta que se interesen por las cosas que para nosotros son importantes, ¡aprovéchalo y háblale sobre ello!

Solamente ten en cuenta que todavía no os conocéis y no es aconsejable hacer preguntas muy personales o que puedan ser incómodas para la otra persona, ¡no te pases!

  1. Tu turno

Deja entrever tu personalidad, muéstrate tal y como eres y cuenta sucesos divertidos, habla sobre ti y sigue teniendo en cuenta las respuestas de la otra persona. Se trata de generar una conversación fluida donde las dos partes os sintáis especiales y paséis un rato agradable y divertido. Ten en cuenta que esta es vuestra primera toma de contacto, por eso no es aconsejable contar cosas tristes o problemas personales. ¡Se trata de pasarlo bien!

  1. ¿Un piropo?

Si ves que la cosa fluye y que la otra persona también se está interesando en ti, ¡atrévete y dile algo guay! A todos nos gusta escuchar unas palabras agradables de vez en cuando así que, ¿por qué no? Eso sí, ten en cuenta las palabras que elijas y el momento en el que las digas, se trata de generar buen rollo, ¡no de que nos deje de hablar por pasarnos de la raya!

  1. Como acabe es cosa tuya…

Que la otra persona se haya interesado en ti y que la conversación haya sido fluida, podría ser un indicador de que la química ha surgido entre los dos y vuestros corazones han empezado a vibrar. A partir de aquí, ya sabes, como acabe es cosa tuya…