Ya has tenido tu primera cita y parece que la cosa ha ido bien: habéis pasado un rato entretenido, os habéis reído, te ha parecido una persona interesante y parece que ha sido recíproco, ha habido flirteo… En definitiva, ha sido una primera cita fetén con vistas a repetir un segundo encuentro. Pero, a veces uno tiene que tomar la iniciativa para conseguir resultados… Sigue leyendo para ver los clásicos del “después de la primera cita”:

Mirar el móvil una y otra vez

A ti te ha gustado mucho y esperas que tu a él o ella también. Así que te apetece volver a hablar con esa persona, de hecho, te apetece bastante. Sin embargo, no quieres parecer un desesperad@, así que simplemente no le escribes, y esperas que sea él o ella quien te escriba a ti primero.

Miras el móvil una y otra vez, como si con mirarlo fueras a invocarle y a provocar que le entren las ganas de escribirte.  Y acabas decidiendo: “bueno, si no me escribe hoy, le escribo yo mañana”. En ocasiones anteriores has tenido suerte, pero parece que esta vez te tocará currártelo a ti primero.

…Así que decides lanzarte

Muy a tu pesar y en vistas de no recibir noticias suyas, ¡decides dar el paso! “Hola! qué tal, llegaste bien a casa el otro día? J”. Simple, sencillo y haciéndole recordar vuestra cita. A partir de aquí esperas una conversación fluida y divertida y algún que otro “me lo pasé muy bien”. Si es así podrás confirmar que la otra persona también está interesada en ti (y puedes perdonarle no haberte escrito primero). Así que te pones manos a la obra para preparar el terreno para proponer una segunda cita.

¿Se lo propongo yo?

La conversación avanza y todo va viento en popa. Sin embargo, ninguno de los dos termina de proponer un segundo encuentro. Así que te dices: “¡ahora o nunca!” Y, con expectación, tomas la iniciativa y se lo propones tú porque, ¿qué tienes que perder? Él o ella acepta y organizáis el plan que os gusta para vuestra segunda cita. A partir de aquí ya sabes que, cómo acabe, es cosa tuya.

Adelantarse y tomar la iniciativa con la otra persona es importante para no perderte absolutamente nada en Shakn. Te permitirá aprovechar al máximo tus experiencias así que, ¡vamos y empieza a vibrar!