Seguro que tú también has sabido identificar a alguien que lee casi sin posibilidad de error solo porque te ha llamado la atención la genial capacidad que tiene de expresarse, su ingenio o la gran cantidad de temas de los que tiene cierto conocimiento. Reúne una serie de características de las que el resto de mortales carece y que le hacen totalmente atractivo:

1. Siempre es empático contigo

Tiene la maestría de encarnar a los personajes de los libros y entender sus pensamientos y sentimientos poniéndose en su piel. ¿Crees que no lo sabrán hacer también en la vida real? Desde luego que sí. Se tomará el interés de ponerse en tus zapatos cada vez que le cuentes algo y será capaz de comprenderte al cien por cien

2. Fieles consejeros

Precisamente por eso de que entienden el contexto y la situación que te envuelven será capaz de darte los consejos apropiados en cada momento, como hechos “a medida” para ti.

3. Son muy inteligentes

Tienen la experiencia de haber “vivido” a través de la vida de muchos personajes. Y saben aplicarlas a la vida real justamente porque identifican situaciones similares y son capaces de evaluarlas desde muchos ángulos distintos. Lo cual les da otro punto positivo en cuanto a que son capaces de interesarse y comprender otros puntos de vista distintos al suyo en lugar de cerrarse en banda.

4. Ingenio a flor de piel

Conocen y dominan muchos temas interesantes con los que han tenido contacto a través de la lectura y tienen mentes muy ocurrentes con un gran sentido del humor. Estos son unos de los rasgos más reveladores de los devoradores de libros.

5. Saben expresar sus sentimientos y lo hacen de maravilla

No solo porque disfrutan de un amplísimo vocabulario que nada más salvo la lectura puede regalar, si no porque tienen una capacidad magnífica trasladar sus ideas y sentimientos a los demás a la perfección.

6. Disfrutan de la soledad

Lejos de odiar la soledad, entienden que tiene un valor positivo cuando de leer se trata y son capaces de disfrutarla al máximo. Por eso también respetan el tiempo libre de los demás cuando se dedican a hacer lo que les gusta.

7. Hacerle un regalo que le guste será muy fácil

¿Te cuesta hacer regalos que le encanten a la otra persona? Esta es otra de las cosas que estarán de tu parte si estás con un amante de la lectura. Presta atención a las últimas novedades en la materia y te lo habrás ganado un poquito más.

8. Te acabará contagiando

No te habrás dado ni cuenta y cuando menos te lo esperes te verás rechazando algún otro plan también interesante porque preferirás regalarte una tarde de lectura. Pronto te verás hojeando la sección de próximas novedades pero no para él o ella, sino para