Pongámonos en situación, has estado hablando con una persona interesante durante unas semanas y se acerca el primer encuentro, pero eres muy nuevo en esto de las citas a ciegas y no sabes qué hacer en la primera cita. Tranquilo la primera toma de contacto siempre es difícil para todos, porque vas a estar a solas con quien probablemente deseas tener una historia amorosa, relación…lo que surja. Todos sabemos que el éxito de esta primera cita es determinante en la mayoría de los casos para tener un segundo encuentro.

Hoy damos unos consejos básicos que puedes aplicar para que la primera cita sea todo un éxito.

  1. Mejor en un lugar público

Como el propósito de la cita es conocerse mejor, para el primer contacto es recomendable acordar un lugar tranquilo y neutro. Ambas partes tenéis que sentiros cómodos con el lugar escogido. Busca un sitio público donde se pueda charlar con tranquilidad y sin mucha distracción externa. Una cafetería podría ser el lugar perfecto para una primera cita. Descarta rotundamente lugares muy íntimos, como una casa, ya que podría intimidar a la otra persona y es más probable que el encuentro se cancele.

Muchos pensarán que es mejor que la primera cita sea en el cine, o de fiesta por la noche, pero, ¡no! Este error es muy común. En una discoteca o viendo una película, la otra persona puede distraerse con mayor facilidad y no prestarnos la atención suficiente.

  1. ¿Qué me pongo para la primera cita?

Es una de las preguntas estrella, sobre todo para las mujeres, cuando sabemos que tenemos que afrontar una primera cita. Para escoger la mejor opción de outfit, primero debemos saber dónde se celebrará el encuentro, porque no nos vestimos igual para ir a tomar un café por la tarde que para ir a cenar.

Independientemente del tipo de look, debemos sentirnos cómodos y seguros con la ropa que llevemos a esta primera cita. No se trata de disfrazarnos y aparentar lo que no somos, porque esas cosas se notan. Si tu estilo por lo general es más hipster, o alternativo, ¡no pasa nada! Arréglate, ponte guapo/a y arrasa ese día.

  1. Sé tu mismo/a, sinceridad ante todo

Seamos sinceros, queremos gustarle a la otra persona y los detalles “negativos” o que menos pueden gustar, como que dejas los calcetines tirados al lado de la cama, es mejor ahorrárselos en la primera cita o incluso en la segunda. Podemos omitir esos pequeños detalles, pero nunca dejes de ser tu mismo/a o mientas por gustarle a la persona. Naturalidad ante todo, que ya nos enseñaron desde muy pequeños que “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”.

  1. Habla y escucha

El llamado “Síndrome del Yoismo” es tu peor enemigo en la primera cita. Del mismo modo que te gusta que te escuchen, también debes escuchar a la otra persona. Muestra interés por los temas que te cuenta y pon de tu parte, pero sin perder ese toque de seducción. No olvides que tu propósito no solo es charlar y contarle tu vida…

  1. Temas que debes evitar

Para saber qué hacer en la primera cita también nos puede ayudar saber qué no hacer en la primera cita.

  • Dinero: en ocasiones y, dependiendo del tema, puede parecer que somos muy ambiciosos o que solo tenemos ese interés económico.

  • Ex parejas: el tema tabú en toda primera cita. Un básico de toda la vida.

  • Temas desconocidos: no inicies conversaciones sobre temas que no controlas. Puedes meterte en un jardín del que puede ser difícil salir.

  • Compromiso: hablar sobre bodas, hijos… Es mala idea en una primera cita.

  • Deja el móvil: no prestes atención a tu móvil durante la cita, ya que puede ser molesto para la otra persona y denota poco interés.

  • Las 5 preguntas prohibidas.

  1. La despedida; el momento más tenso

Para bien o para mal, el momento de decir adiós siempre llega. Y este es el momento donde se pueden dar 3 situaciones claras:

  • Si la otra persona te parece interesante y quieres volver a quedar con ella, es mejor que pienses en un plan futuro y se lo propongas en la despedida. Según la reacción que tenga sabrás si él o ella también está interesado.

  • Por el contrario, si crees que no hay futuro sentimental con esa persona, pero intuyes que él o ella insiste, intenta no crear falsas esperanzas. La otra persona captará el mensaje rápidamente.

  • También se puede dar la situación de que los dos os deis cuenta de que eso no va a funcionar de ninguna manera. Tranquilidad, en ese caso la situación saldrá sola, un par de besos de despedida, un encantado de conocerte y de vuelta a casa.

Con estos consejos básicos ya sabrás qué hacer en la primera cita. Ya no hay excusas para tener miedo al primer encuentro y disfrutarlo al máximo. Eso sí, controlando los nervios.