Desde que nació Shakn hace unos meses, somos ya más de medio millón de usuarios los que formamos parte de la primera app española que apuesta por ir más allá de relaciones esporádicas y se decanta por la búsqueda de pareja y de relaciones estables.

Ahora que os conocemos más como usuarios, nos hemos inspirado en vuestros gustos, necesidades y las búsquedas que habéis realizado para apostar por crear unas conexiones entre los perfiles que lleven a relaciones estables, reales y duraderas, huyendo de otras dating apps como Tinder, Lovoo o Badoo, dando un paso más allá del swipe que las caracteriza.

Desde Shakn somos conscientes de que tras el boom inicial de las dating apps, ha llegado el momento de evolucionar. Muchos usuarios se han cansado del “juego” en el que se había convertido el abrir una dating app, y quieren ir más allá, encontrar una pareja estable y a largo plazo.

Desde Shakn queremos devolver la ilusión y la magia de buscar pareja, de conocerse poco a poco, yendo más allá de la primera impresión tras la foto. Queremos recuperar el concepto de “romance”, la emoción de la conquista “a fuego lento”, el misterio, las mariposas en el estómago…todo lo que rodea al hecho de encontrar una relación estable.

Con este objetivo en mente hemos desarrollado una aplicación con un elemento que marca una clara diferencia a la hora de encontrar pareja estable. Los perfiles de Shakn poseen mucha información, más allá de una foto o un selfie, y esto permite a los usuarios contar su propia historia, decidir qué comparte y cómo a través de los #Momentos. Gracias a ellos se puede compartir imágenes, canciones o libros, que de manera directa o indirecta muestran cómo es la persona que está detrás del perfil, dando información no solo a través de los #Momentos que comparte, sino también con la ausencia de ellos. Gracias a estos #Momentos los demás usuarios pueden decidir si la persona le atrae, si merece la pena entablar una conversación y posteriormente una cita que pueda llevar a una relación estable. Estos #Momentos son las herramientas que Shakn pone a disposición de los usuarios para que se sientan cómodos en la aplicación, es una forma de garantizar que tras la foto hay una persona real.

Buscamos humanizar a los usuarios y las relaciones entre ellos. Queremos que Shakn sea un producto para humanos, desarrollado por humanos, respetando en todo momento a los miembros que integran la comunidad Shakn y su experiencia. Por ello, cada perfil, cada #Momento es revisado y validado de manera manual, para que el contenido nunca ofenda a otros usuarios, y que siempre esté acorde con el objetivo de Shakn, que los usuarios puedan encontrar una relación estable.

Otro de los aspectos que cuidamos mucho es la privacidad. Cada usuario de Shakn elige qué #Momento comparte y con quién. Además, las interacciones que cada uno realice dentro de la app son siempre one to one, para que nadie conozca la actividad que cada usuario realiza dentro de la app.

Ahora solo queda una cosa, tener ganas de buscar pareja, rellenar tu perfil con tus #Momentos y disfrutar de la experiencia Shakn conociendo a personas con tus mismos intereses.